Eclipses chiquitos noche 3- febrero

Callejuelas destapadas, un amigo al lado.

Las voces me preguntan por él, lo veo, está un piso más abajo y entre miradas le pido que suba. Humo. No se ve más que humo, el hard techno retumba en mis oídos, sólo veo su silueta. Luces moradas. Acercamientos que se dan con el compás de la música, él está distante, pronto estará cerca. De repente desaparece. Humo. Solo puedo ver su silueta, entre el humo, las luces se apagan, se prenden, se apagan, está cada vez más cerca.

Eclipses chiquitos día 1-Enero.

Callejuelas retorcidas y empinadas…

Es tarde para nosotros pero para ellos son 5 minutos más tarde. El mundo gira cada vez más rápido, gira tornasol, sus pasos me conducen a una montaña verde morada amarilla, nuestra montaña, verde morada amarilla, el pasto multicolor es testigo, yo soy la luna y él es el sol.

Como quiero vivir mi vida

Estuve pensando detenidamente el cómo quiero vivir mi vida, escuché a un profesor hablar acerca de una ética cínica y cómo esta tiene como principal objetivo hacer de la vida una obra de arte. Hasta ahora mi vida no ha sido más que un simple desgaste físico y emocional, claro muchos recuerdos y experiencias efímeras que han valido la pena: borracheras en parques a punta de moscato en la adolescencia, los pogos y los besos esquineritos con las tragas. Pero siendo un poco más sincera hoy en día mi vida incluso amorosa se resume a dos chulitos en whatsapp y ver fotos de niñas en crop tops creyendose sub alternas en twitter. Tampoco quiero entrar dando el mismo discurso de la tecnología esclavizante, pero tengo el sentimiento de que mi vida está pasando frente a mis ojos, siento que quiero algo más, de hecho siempre lo he querido, siempre lo he buscado y todo se queda en palabras, o en posts como este. Y por eso decidí escribir acerca de cómo he vivido y cómo quiero terminar de vivir mi vida.

Adolescencia tipo Marilyn Manson

 http://www.youtube.com/watch?v=Ypkv0HeUvTc

A lo largo de mi adolescencia fui la hija perdida de Marilyn Manson, intentaba mostrarme como el ser más oscuro del universo sólo por el hecho de ser distinta,  el resentimiento social me invadía y me creía antisistema; fue la época en la cual la anarquía era la opción. Tenía bajones emocionales constantemente debido a lo hipócrita que era con mis “ideales” teniendo celulares caros, comprando Dr. Martens y siendo básicamente una hija de papi y mami que quería ver el mundo distinto, fue un acto puro de rebeldía pues mi entorno social siempre me ha exigido otro tipo de cosas, y yo con mi mala cara 24/7 mi ropa negra y mis novios junkies y tatuados decía ¡Que se joda el sistema!

Pronto la etapa de Marilyn Manson pasó, y ahora estoy en este punto, en el cual me doy cuenta de que toda mi rebeldía no sirvió de nada y que es muy jodido cambiar el mundo a partir de quejas diarias. Es decir sigo siendo mega darks solo que ahora soy más madura y ya no considero pecado aportar al consumismo, sin embargo la vida ahora es eso que pasa mientras hago trabajos y estoy en twitter husmeando en la vida de los demás. Quiero un cambio, que me haga salir de la cotidianidad pero dejando a un lado a Manson, poniendo como protagonistas a Diógenes y a Alexander Supertramp.

Viajar como Alexander Supertramp y tener el espíritu de Diógenes 

Simplemente mi alma medianamente libre se siente limitada y abrumada, quiero viajar, dejar todo en stand by, viajar uno o tal vez dos años como Alexander Supertramp con la menor cantidad de dinero posible y llegar a una radicalización del ser tipo Diógenes. Más que estar conmigo misma deseo aprender a convivir conmigo misma y soportarme. Estaré  entonces en otro país, y después de un largo día de caminar y de que todo me parezca divino, saldré a hablar con las demás personas que se hospedan en el hostal.

Volveré a mi habitación tal vez triste o tal vez decepcionada, haré un repaso sobre todo lo que he aprendido de el largo viaje, de la gente que habré conocido y las cosas que habré probado para ese entonces. Me echaré un rato a llorar seguido por una profunda risa, luego volveré a estar contenta, sentiré que lo he hecho todo y que tengo las fuerzas suficientes para  volver a poner en marcha mi vida, y saldré a alguna estación de tren a las 2 de la mañana después de haber empacado maleta. Caminaré hasta el aeropuerto viendo mi silueta en las calles y agradeciendo absolutamente todas las experiencias, cogeré el primer avión devuelta y escucharé Eye of the tiger mientras vuelvo más hippie, con más fuerza, y más sabia que nunca.   http://www.youtube.com/watch?v=hLhN__oEHaw

 Tener el don de Jonas en The giver

http://www.youtube.com/watch?v=m26ntWduwGU

Una de las mejores enseñanzas habrá sido entonces saber apreciar todo, veré la ciudad con otros ojos, será como un éxtasis y jugaré con la forma de los edificios camino a mi trabajo todos los días, intentaré desnudar a las personas con la mirada de tal forma que sólo pueda ver sus almas, correré cuando sienta la necesidad de correr. caminaré chiquito por la acera de los carros y bailaré en la calle sin importar mi edad y lo que la gente piense. Mi vida en esta época será lo que mis amigos llamarían “severo video”.

Volveré a trabajar y a tener relaciones de todo tipo, volveré a salir a sitios, seré más madura y seré ya un adulto, pagaré cuentas, hipotecas, etc. Conoceré a alguien que habrá pasado por un largo proceso de crecimiento y experiencias como yo y que estará listo para crear nuevos recuerdos, esta vez conmigo. Sentiré que estoy viviendo mi vida al máximo como en alguna película protagonizada por Drew Barrymore, cada sensación y cada color se quedará plasmado en mi memoria para siempre. https://www.youtube.com/watch?v=IZWLR9-KwSM#t=27

Ser la abuelita metalera de la familia

Es la ultima etapa, en la que transmitiré el conocimiento adquirido a todos los nietecitos, hijos o alumnos que estén presentes en mi vida, iré a vivir al campo a un mini chalet decorado divinamente por mi familia y yo. Inicialmente los años no me pesarán, me gustará arreglar el jardín, recibir visita, leer, y ojalá que alguien me enseñe a tocar el piano en mi intento de agilizar mi memoria para no contraer algún tipo de patología. Espero poder seguir comiendo perros calientes, y hacerle empanadas a mis nietos, recibiré todo el amor que he dado a lo largo de los años y daré grandes lecciones para la vida como no seguir el sedentarismo el cual no me habría dejado convertirme en la abuelita metalera que seré en ese entonces. Finalmente cuando ya el peso de los años se refleje en mis canas, y mis ojos estén cansados de ver, y mis manos estén cansadas de sentir, y mi boca esté cansada del sabor a perro caliente con crispetas, partiré, no sé a donde, tal vez terminaré mi viaje en algún otro lugar del  cosmos , y me mezclaré con el polvo, y brillaré en lo alto como las canciones de Disney.

Este es el post más personal y menos melodramático que he publicado

No sé realmente cuando va a llegar la hora de hacer un post “alegre” pues cuando lo haga voy a tener que estar realmente en un estado de éxtasis y clímax de felicidad, este va a ser tan intenso que me va a resultar desagradable y entonces voy a sentir la necesidad de compartirlo con las poquitas personas que me leen.

Parte I (Mi papá el nómada)

Por ahora creo que la mayor rabia que he guardado siempre es el hecho de estar sola, siempre lo he estado incluso de niña; fui hija única y nunca tuve primos. El día que nací le dieron 3 días libres a mi papá en el trabajo para ayudar a mi mamá en la llegada a casa y recibirme. Él claro con su espíritu libre se fue aplicando siempre esa frase tan característica suya: “a donde me lleve el viento”, los tres días desapareció, volvió drogado o tal vez borracho el cuarto y último día.  Me gusta pensar que había fumado mucha marihuana y que llego con una gran sonrisa en su cara a que mi mamá le reclamara intentado tener una larga discusión, pero que él sumergido en su traba no había querido nisiquiera intentar dar un poquito de paso a esta con alguna frase como “lo importante es que ya estoy aquí y no me pienso ir” dándole falsas esperanzas a mi mamá. La historia no sigue tan mal pues no salió de mi vida del todo, es decir, estuvo presente en momentos fragmentados de mi infancia, y,  si sumamos los días y los pegamos juntos intentando descubrir el periodo de tiempo en el que él no estuvo presente, sumarían tal vez unos 10 años.

Parte II (Mis habilidades de hacer amigos eran iguales que las de una guayaba)

De chiquita siempre fui solitaria, y le exigía mucho a todo mi entorno y a las personas que me rodeaban, siempre tenia amigas más grandes que yo, pero nunca aceptaba su compañía por mas de 1 año, tal vez temía a que me fuera a encariñar y que ellas se fueran a ir así como ese acto paterno que tomo protagonismo en casi la mayor parte de mi infancia.

Y así crecí solitaria, y muy caprichosa pues alejaba a las personas de mi lado en el intento de evitar cualquier otro tipo de abandono. La herida sanó hace 4 años ya, hasta que  un año después de mi recuperación aparecería una nueva persona en mi vida que me haría crecer y ser lo que soy hoy en día, pero que también me llevaría devuelta a el abandono.

Parte III (A las nueve- No te va a gustar)

Pepe llegó a mi vida de golpe (así como dicen las personas con complejo de acontecimiento) pero no fue un golpe fue una BOFETADA en la cara, Pepe nunca se iba a ir de mi lado, todo era perfecto íbamos a estar juntos por el resto de nuestras vidas, por fin había llenado esa falta de figura masculina, por fin creía entender muchas cosas y tener en la palma de la mano mi futuro. Pepe y yo vivimos experiencias lindísimas y me encariñe de la idea de estar juntos, de estar por el resto de nuestros días drogados en la cama, riéndonos de la primera cosa que saliera de nuestras bocas, y teniendo veladas románticas de perro caliente y crispetas los viernes.

Pasó un año y Pepe tuvo que irse del país, así como así, de la nada igual que mi papá (mi historia con Pepe es tan valiosa como para otro post, por eso no entraré a tocar mucho el tema) No podía seguir sin Pepe estaba perdida, se fue todo al piso pues el hecho de no querer encariñarme con nadie y no querer tener ningún tipo de relación interpersonal hizo que en el momento en el que la tuviera no sabría que hace entregando absolutamente TODO lo que tenia para dar. Pasaron dos años y era el tiempo en el que había estado mas sola que nunca, a mis amigos nunca los considere amigos realmente, pues muy pocas veces sentía que encajaba en mi entorno y es todavía el momento en el que me siento sola, solísima.

Nunca he podido entender porqué las personas que más quiero siempre se van, nunca se quedan, y descubrí lo malo del lenguaje, de los conceptos de absolutamente todo lo que me había hecho una histérica por los últimos 3 años; el concepto de amistad, amor y relación están mal planteados. Por una relación sea cual sea entendemos a alguien que “siempre estará ahí para uno”, pero esa frase implica muchas cosas  más que solo una amiga escuchándote hablar de el hombre con el que tuviste sexo el fin de semana pasado, es un peso, un amigo o novio  debe soportar entonces ese peso y debe cargarlo contigo.

Pero en la vida real esto no sucede así, o al menos no debería ser así. Las personas van y vienen mas nunca se quedan para siempre, pues cada quien sigue el propio rumbo de su vida, muchas veces los caminos permanecen juntos uno al lado del otro, y muchas otras estos se bifurcan, Además por qué hacer a alguien más cargar con el peso de nuestro pasado si incluso a nosotros mismos se nos dificulta llevarlo, es así es el ciclo de la vida.

Parte IV (no sé nisiquiera a donde quería llegar con este post)

No sé para que valió la pena toda esta carreta. Sigo sintiéndome extremadamente sola e intento difuminar mis sentimientos escuchando música bailable.  http://www.youtube.com/watch?v=-SyBR-M2YvU

Desentendimiento

En un lugar ambiguo e incierto me encerré en mi misma, no estoy nunca he estado y no estaré, pues estos muros no son, esta gente no es, esta cara no es, nada es. Siento que los tengo arraigados en mi memoria desde siempre, es como tener el mismo sueño repetidas veces y nunca poder despertar de el, es volver a lo mismo cada día que pasa. Lo mismo por 14 años, exactamente los mismo muros, la misma gente la misma cara, la misma nada. Podría decir e imponer mi yo realista que saco y no echarle la culpa a la situación o al contexto sino a mi misma, todo esto es culpa mía por no volver cada cosa distinta, por no volver nunca cada situación distinta. Aunque independientemente de eso me siento mal rodeada,  como una ficha de rompecabezas que debería estar en otro lado pero es tanta la presión por intentar entrar en cierto hueco que se rompe.

No soy

A veces solo siento que no soy, que no existo que soy una espectadora mas en mi vida, o en la percepción de el mundo que me he montado en la cabeza, siento que no pasa el tiempo, siento que no pasa nada, siento que no hago nada. No sé si todo esto se deba a la edad y esas otras famosísimas crisis que le da por nombrar a todo el mundo, no sé que sea pero me he puesto a pensarme, a mi, y realmente no sé quien soy, me siento falsa, me siento una máscara que no sabe por dentro quien es. Me he dado cuenta últimamente de que me tengo idealizada a mi misma, no se quien soy, pero si se quien quiero aparentar ser, lo más doloroso de todo es que he llegado a pensar que realmente soy eso que odio en todo el mundo. Hoy estoy completamente llena de mierda, de todas esas pequeñas y estúpidas cosas que nos hacen sentir mal, hoy al igual que todos los putos días no soy.

Otro porro de marihuana

Estoy hastiada, salí a fumarme otro porro de marihuana simplemente porque no soporto mas estar en esta casa, casa de mierda, casa llena de gente que me hace sentir sola. entiendo que todos en el mundo estamos solos, nacemos solo y morimos solos, y estoy empezando a creer que todo lo que tiene que ver con relacionarse con los demás, amar a los demás, tener amigos, novios, familia, es todo una ficción, estamos solos. hoy quiero brindar por todos esos que estamos empapados en soledad, y por los que no. hoy quiero meterme un balazo en la frente simplemente porque no le encuentro sentido a absolutamente nada que pasa en mi vida, ni lo bueno, ni lo malo. hoy me fumo otro porro de marihuana por esos que estamos rotos, vacíos y un poco vueltos mierda, y por los que no, y por ultimo solo quiero brindar por ti.